¿Cómo empezar en Resident Evil VII Biohazard?

Llegamos en coche a una casa rural, sin vecinos y alejada de cualquier pueblo. El objetivo del protagonista es encontrar a su pareja Mia que lleva desparecida tres años. Días atrás recibimos un mensaje suyo con la dirección de la casa y aquí nos encontramos, dispuestos a entrar en la boca del lobo por salvarla.

Cuando nos ponemos a los controles lo primero que nos llama la atención es su cámara en primera persona. Este aspecto es una novedad en la saga que, a priori, podría producir algunos mareos y restarle personalidad a nuestro protagonista ya que no vemos su aspecto. Sin embargo, le da un impulso para jugarlo con las gafas de realidad virtual y la comunidad lo ha agradecido.

La casa tiene el aspecto ruinoso de llevar tiempo abandonada pero ciertos detalles, como un fuego recién apagado, nos indican que hay alguien viviendo en ella. La primera zona que exploramos del interior de la casa nos resultará familiar a muchos, ya que es la misma que nos mostraron en su primera demo jugable. Subiendo las escaleras que llevan al piso superior encontramos la primera grabadora para guardar el progreso de nuestra partida. Algunas habitaciones están cerradas y para encontrar las llaves debemos resolver puzles. Esta mecánica es un símbolo de la saga y para ello debemos perdernos por los escenarios mientras exploramos y descubrimos sus secretos. Recomendamos buscar en todos los cajones, estanterías, mesas y cajas ya que encontraremos gran cantidad de objetos útiles como armas, munición o alcohol para curar heridas. Todos estos objetos se guardan en un inventario con espacio limitado que se organiza en casillas. Por ejemplo, los objetos pequeños ocupan una sola casilla mientras que los objetos más grandes pueden ocupar varias casillas. La gestión del inventario es muy importante para enfrentarnos a los retos que nos propone el videojuego. Lo más recomendable es sólo llevar encima los objetos que creamos imprescindibles para cada situación y dejar almacenados en el baúl los objetos que no necesitemos de forma inmediata.

Resident Evil VII es un videojuego visceral que transmite sensaciones directas. No busca abrumar al jugador con largos textos para relatar la historia, si no que lo hace con una narrativa visual. Repartidas por la casa encontramos varias cintas VHS que cuentan historias paralelas de otros personajes y, a su vez, nos dan información sobre la propia casa. En los foros ya se rumorea que algunas de estas historias paralelas podrían venderse en un futuro como DLC’s.

 

(Visited 32 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion